México y China dejan de ser rivales para convertirse en socios

México y China dejan de ser rivales para convertirse en sociosCiudad de México. Hasta los primeros años del nuevo milenio, China y México vivieron una relación de competencia, pero ahora, ambas economías se complementan y hasta han creado cadenas de valor, subrayó el profesor de Economía de la Universidad Nacional Autónoma de Mexico (UNAM) en Beijing, Liu Xue Dong.

Los dos países estaban compitiendo tanto en el plano internacional como en sus mercados internos, pero esta situación se ha ido modificando poco a poco, y ahora las dos economías se complementan, como se ve con las cadenas de valor y la producción compartida, afirmó.

“Las cadenas de valor empiezan cuando una nación, en este caso Mexico, importa insumos de otra, y estos son usados para completar un producto que se exporta o se utiliza en la nación”, explicó el experto en entrevista con Notimex.

Resaltó que el año pasado, el intercambio monetario entre ambas naciones llegó a 80,000 millones de dólares, de los cuales, alrededor de 8,000 millones son lo que México recibe por las exportaciones.

Entre los productos que importa el país latinoamericano están los electrónicos, en especial para la industria informática y computación, que ya representan dos tercio del total de lo que compra México a China cada año, además de los electrodomésticos.

México y China dejan de ser rivales para convertirse en sociosMientras que México exporta 120 productos, y entre los mejores posicionados están el tequila, cerveza, y aguacate, pero ya se observa un mayor crecimiento en el mercado de la carne de res y puerco, mariscos, autopartes y autos ensamblados, resaltó Liu Xue Dong.

El egresado de una maestría y posgrado por la UNAM destaco que China es el tercer destino de las exportaciones mexicanas y han crecido en los 46 años que lleva la relación política y económica, hasta llegar al punto en que los presidentes de ambas naciones reconocen que se está en el mejor momento de la relación.

Sin embargo señaló que todavía no existe ni el conocimiento, ni el entendimiento adecuado por parte de los dos países, por lo cual se carece de la confianza necesaria para llegar a su máximo en esta relación.

Al respecto, el embajador de México en China, José Luis Bernal, comentó que si bien la relación entre ambas naciones ha mejorado, existen todavía áreas de oportunidad.

Destacó que China es el segundo socio comercial de México, y ademas de las cadenas compartidas y los múltiples acuerdos firmados, los han unido los proyectos de producción compartida en el sector manufacturero, con la incorporación de inversión, apertura tecnológica, capacitación, conectividad y un acercamiento cultural impulsado por ambas partes.

Resaltó que México tiene grandes oportunidades de crecimiento en su relación con China, y obtener amplios beneficios en diferentes sectores del país, sin embargo, reconoció que debe realizar ciertos cambios para potencializar el comercio que hay entre ambas regiones.

“México tiene que superar las distancias a través de las capacidades de transporte, desarrollar sectores específicos como nichos de producción dedicados al mercado chino específicamente, y tener un mayor interés en visitas empresariales con visiones de compra y venta, así como de intercambio tecnológico”, dijo el diplomático.

Bernal sostuvo que también es necesario que la región se involucre más en el comercio electrónico, que permite a pequeñas y medianas empresas distribuir sus productos en las múltiples plataformas.

Además de aumentar la capacidad de los puertos mexicanos, crear compañías de transporte marítimo, acortar las rutas e incluir más aviones para transporte de pasajeros y el comercio.

scroll to top
X