Familia descubre que su perro era un animal en peligro de extinción

Familia descubre que su perro era un animal en peligro de extinciónZhejiang, China. La familia de Su Yun de Kunming vivía tranquilamente en la provincia de Yunnan, en China. Durante las vacaciones en 2016, Yun decidió que era momento de llevar al hogar la compañía de una mascota, más específicamente, la compañía de un perro.

Pero desde que ingresó a casa, el ‘perro’, que aparentaba ser de raza mastín tibetano, demostró poseer un voraz apetito que rara vez se saciaba. Ante este panorama alimenticio, la mascota de la familia llegó a pesar 200 kilogramos.

Junto con su desequilibrado peso, el cuadrúpedo empezó a caminar en dos patas y, erguido, alcanzaba el metro de altura. Cumplía, paradójicamente, todas las características para no ser un perro.

El can resultó ser un oso negro asiático, una especie en vía de extinción y que se ampara bajo las leyes de protección animal.

Familia descubre que su perro era un animal en peligro de extinciónEl impactante descubrimiento hizo que Yun avisara a la Policía Forestal para que el oso recibiera las atenciones necesarias. Además, la mujer temía las consecuencias legales de tener un espécimen de estos en cautiverio.

A pesar de haber sido un perro por dos años, el oso negro asiático no presentó ningún problema de salud al momento del diagnóstico. “Le tengo un poco de miedo a los osos”, afirmó la antigua dueña del animal al diario británico The Independent.

scroll to top
X