Burberry quema $37 millones de dólares en prendas para evitar se vendan baratas o las roben

Nueva York, Estados Unidos. Burberry ha quemado millones de dólares en prendas de inventario para evitar que caiga en manos equivocadas, menciona un reporte. La marca de lujo, famosa por sus abrigos y bolsos, ha destruido más de $37 millones de dólares de productos no deseados en los últimos 12 meses. De acuerdo con el diario The Times, es común para las marcas de diseñador destruir inventarios de productos no deseados para evitar que se vendan a precios de descuento. 

Las marcas quieren preservar la exclusividad de sus prendas y prevenir que caigan en las manos de falsificadores ilegales. Burberry admitió que el inventario no deseado ha sido quemado pero dijo que usaron incineradores especiales que aprovechan la energía del proceso. 

Burberry quema $37 millones de dólares en prendas para evitar se vendan baratas o las robenLa compañía le dijo al periódico que se toma el asunto del desperdicio “extremadamente en serio”. Pero el valor del desperdicio de la marca es seis veces más alto ahora que en 2013, con más de $117 millones de dólares de productos Burberry destruidos en los pasados cinco años, de acuerdo al diario. 

Destruir productos se ha convertido en una práctica común en la industria, con distribuidores describiendo la medida como una protección de la propiedad intelectual y prevención de la piratería asegurando que la cadena de suministro permanezca intacta. Las marcas de lujo incluyendo Chanel y Louis Vuitton también queman o destruyen el inventario que no se vende. En el pasado, los ambientalistas han criticado la práctica de destruir el inventario no vendido.

H&M ha enviado anteriormente su inventario no vendido a la ciudad sueca de Vasteras donde es quemado en vez de usarlo como combustible para generar electricidad. Richemont, dueño de Cartier y Montblanc, destruyó más de $520 millones de dólares en relojes en un período de dos años después de un exceso en productos en los mercados asiáticos. 

Nike también ha admitido que una tienda en Nueva york destruyó tenis no vendidos antes de desecharlos y el año pasado un emplead de Urban Outfitters dijo que recibió instrucciones de “vaciar pintura verde” al inventario no vendido. 

scroll to top
X